A un año del temblor, “cápsulas antisismo” se venden como pan caliente

A un año del sismo del 19 de septiembre, se ha incrementado la venta un 400% de la cápsula K-107, un dispositivo que sirve para resguardarse en caso de un terremoto.

A un año del sismo del 19 de septiembre de 2017, la cápsula K-107 es una realidad, México se sigue posicionando a nivel mundial es materia de resguardo de seres humanos ante un escenario de terremoto”. Reynaldo Vela, ingeniero

Con una producción de 700 por mes, estos «huevos protectores» son elaborados con materiales de la industria aeroespacial.
El ingeniero Reynaldo Vela, dueño de la patente de K-107, dijo que el invento nació hace ocho años durante una clase en el salón K-107 de la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco, y por la cual debe su nombre.

La cápsula está inspirada en un huevo de velociraptor, pues asegura que es la forma geométrica más segura para resguardarse.
¿Cómo funciona K-107?
Al sonar la alerta sísmica, el dispositivo se enciende automáticamente, entras al dispositivo, colocas el cinturón de seguridad y esperas a que pase el temblor.

Asimismo, el artefacto cuenta con todo lo indispensable para sobrevivir ante cualquier catástrofe natural.

La cápsula está constituida por materiales de la industria aeroespacial, tiene un banco de baterías base litio, tiene dosificador de agua, iluminación led, GPS y un compartimiento para heces fecales». Reynaldo Vela, ingeniero

Si ocurre un derrumbe, cuenta con tres sistemas de posicionamiento global (GPS) que se activan para su localización, además de que una brigada de rescate internacional se encarga de buscarte bajo los escombros.
¿Dónde se puede adquirir?
La venta de K-107 es a través de su sitio oficial y tiene un costo que va de los 40 mil a los 170 mil pesos, según sea la fuerza de impacto en kilonewtons (kN) que soporte la cápsula.

El “huevo” protector de sismos puede aguantar hasta 26 kN, equivalente a casi 30 toneladas.
Cada cápsula es personalizada, según el tipo de antigüedad y zona del inmueble. Por si fuera poco, el creador espera que en 2019 este mecanismo pueda ser adquirido por personas que viven en situación de vulnerabilidad sísmica.

Vamos abrir un fideicomiso en conjunto con el Gobierno para dotar de cápsulas a esta población desprotegida y  vamos hacer una labor filantrópica con muchas asociaciones de otros países”. Reynaldo Vela, ingeniero

El Centro de Geociencias, el Instituto de Geofísica de la UNAM y expertos que asesoran el trabajo de Reynaldo Vela, aseguran que en cualquier momento un terremoto podría volver a presentarse en territorio mexicano.

Sabemos que México en cualquier momento puede ser afectado por un nuevo gran terremoto, provocado por la brecha de Guerrero, no sabemos de cuál será la magnitud, pero sí podríamos tener una probabilidad o patrón de que pudiera ser mayor que al del terremoto de 1985”. Reynaldo Vela, ingeniero

Deja una respuesta

×