En diez años la estrategia de seguridad sigue siendo la misma, dice Luisa María Calderón.

Los últimos diez años se ha repetido la misma estrategia para combatir al crimen organizado, antes de permitir que el Ejército mexicano vuelva a sitiar las calles, se debe hacer una revisión de las estrategias y los comportamientos de la delincuencia, opinó Luisa María Calderón Hinojosa al ser cuestionada sobre su opinión de la Ley de Seguridad Interior.

“El Presidente de la República es el jefe supremo de las fuerzas armadas, ahí no hay novedad, lo que creo es que hay que hacer un trabajo de abajo para arriba; deberíamos ya haber aprendido con 10 años de constante repetición”, expresó la auto-investida política independiente al referirse a las estrategias de Seguridad que han implementado los presidentes Enrique Peña Nieto, y su propio hermano, Felipe Calderón.

La Senadora Luisa María Calderón argumentó que la delincuencia organizada lleva ya cuatro décadas activa, y esos 40 años el Ejército ha estado tratando de contener lo que ocurre, sin que se haya logrado erradicar la delincuencia.

“Hay que revisar lo que ha pasado, cuándo, dónde, en qué contexto la delincuencia ataca, porque hoy hay 24 estados intervenidos de fuerzas armadas, y creo que sería muy bueno hacer un alto y revisar si la estrategia tiene que ser distinta”, expresó la candidata que fue abordada por los medios de comunicación al acompañar a Alfonso Martínez en su registro como aspirante a candidato para reelegirse como presidente de Morelia.

Advirtió además que la delincuencia tiene varias formas de operar, por eso debe hacerse una revisión puntual para conocer sus capacidades operativas; “ya sabemos que se meten en los procesos de elección; pero si un gobernador está metido con la mafia no le va a pedir al presidente que venga y le ayude a contener”, refirió.

Finalmente, se pronunció para que no se tomen decisiones al vapor y se planteen soluciones más efectivas y duraderas, pues a su parecer, las acciones que se están haciendo con la vigilancia del ejército en las calles, debe tener mayores argumentos.

“Sí creo que ninguna decisión debe ser a botepronto, todas tienen que ser fundadas, documentarse, saber qué se repite y cuando, cuál es el hueco por el que se mete la delincuencia, y tomar en cuenta que si se comente más delitos del orden común es porque la delincuencia hoy está cometiendo más delitos del fuero común”, finalizó Cocoa.

 

Deja una respuesta