Morena llama a gobernadores a no romper pacto fiscal: sin revancha

El expresidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, y hoy presidente interino de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, en entrevista con Selene Ávila, de Político.mx, apunta que lo que los diputados aprobaron en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), el año pasado, “va a tener que ajustarse ante la nueva realidad, está rebasado” debido a la contingencia por el coronavirus o COVID-19.

Ramírez Cuellar destacó que este 2020 lo que necesitamos es movilizar una masa de recursos financieros “frescos” de aproximadamente 600 mil mdp.

El líder morenista señaló “La emergencia demanda poner en movimiento casi 2 puntos del Producto Interno Bruto (PIB), y tiene que salir de los fondos de la Banca de Desarrollo, del uso contracíclico de los fondos de Estabilidad Presupuestaria federales y estatales, y de la redistribución del Superávit del .7% que se proyectó para 2020”.

Y agregó “El problema es que tenemos un presupuesto de gastos fiscales donde vienen las exenciones, estímulos y facilidades que al país le están costando casi 900 mil mdp cada año; lo que necesitamos inmediatamente después de pasada la emergencia sanitaria y económica, es volvernos a reunir las autoridades fiscales, federales y los sectores económicos, para actualizar nuestro marco tributario».

También respaldó al presidente Andrés Manuel López Obrador en la decisión de no reducir el Impuesto sobre la Renta (ISR) “No tiene ningún sentido bajar el ISR -que para personas físicas es de 34% y para personas morales del 30%-, porque en realidad con todos los estímulos, fugas, la planeación fiscal, los grandes millonarios, las grandes empresas, sobre todo las multinacionales, aunque la tasa sea del 30%, la tasa pagada oscila entre el 5%y 11% máximo. Entonces la salida no está por una reducción del ISR”.

¿Ni para las microempresas?
“Pero la vía no es la reducción de tasa, sino en todo caso, lo establecido en el Código Fiscal de la Federación, para que las micros, pequeñas y medianas empresas tuvieran facilidad para aumentar la liquidez, el flujo de efectivo; ya el presidente anunció una medida para que la devolución del IVA pudiera regresarse de forma inmediata y no trastocara el flujo de efectivo de las pequeñas y medianas empresas”.