PAN acusa aumento de corrupción en el gobierno de López Obrador

Los senadores Xóchitl Gálvez, Indira Rosales y, Julen Rementería, coincidieron en que Morena tiene razón, al decir que no son iguales a los anteriores, “son peores”, criticaro

Senadores del Partido Acción Nacional (PAN), consideraron que la corrupción en el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, no solo no ha acabado, sino que las prácticas irregulares, contratos amañados, tráfico de influencias y compadrazgo en las compras y obras públicas van en aumento.

Los senadores Xóchitl Gálvez, Indira Rosales y, Julen Rementería, coincidieron en que Morena tiene razón, al decir que no son iguales a los anteriores, “son peores”, criticaron.

El senador por Veracruz, Julen Rementería, denunció que las licitaciones amañadas también son corrupción.

“Asignar tres cuartas partes de todos los contratos de forma directa es corrupción. El encubrimiento es corrupción. La omisión es corrupción. Poner a gente sin experiencia y sin conocimientos en los puestos también es corrupción”.

En tanto, la senadora Xóchitl, Gálvez, refirió que la más reciente prueba de que la corrupción sigue, y en los más altos niveles, es el contrato que otorgó Pemex al consorcio formado por Grupo Huerta Madre y la empresa holandesa Van Oord, por 4 mil 968 millones de pesos para realizar trabajos en la construcción de la refinería de Dos Bocas, Tabasco, por lo que informó que ya presentó la denuncia correspondiente ante la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Dijo que, aunque Rocío Nahle negó este domingo en una carta que su compadre Arturo Quintanilla aparezca como accionista de Grupo Huerta Madre, “suponiendo que así sea, sería interesante que explicara: ¿Cómo se le asignó ese contrato millonario a una empresa de tan reciente creación, que no tiene ni la capacidad técnica, ni financiera? ¿No tiene ningún nexo con los accionistas de las otras empresas que integran al consorcio Grupo Huerta Madre?”, indicó.

Recordó que también denunció ante la SFP el contrato que el IMSS adjudicó por 114 millones de pesos a Bidcom Energy, una empresa de los hijos de Quintanilla Hayek, por la venta de ventiladores. Aunque como fue hecho público, cancelaron la compra.

Por su parte, la senadora Indira Rosales San Román afirmó que el municipio de Coatzacoalcos, gobernado por Morena, asignó un proyecto de relleno sanitario en un terreno propiedad de Quintanilla Hayek; sin embargo, tuvo que ser clausurado debido a protestas de los pobladores y recordó que no es la primera vez que se señalan beneficios para ese empresario gracias a su relación con Rocío Nahle.

Además sostuvo, “el Grupo Huerta Madre es un es un consorcio de muy reciente creación, previa a que les hayas dado el fallo favorable por parte de la Secretaría de Energía y una de las empresas que componen esta este consorcio se encuentra Construcciones y Reparaciones del Sur S.A de C.V, cuyo representante legal es Juan Carlos Fong, y esta persona es o ha sido ya señalada por varios artículos periodísticos, por algunos empresarios, como amigos cercanos”.

Los senadores del PAN señalaron que a estos casos se suman múltiples escándalos de corrupción como las 23 casas, 12 empresas y un patrimonio de 750 millones de pesos no declarados por Manuel Bartlett; los señalamientos a Ana Gabriela Guevara por el desvío de 50.8 millones de pesos del Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento y las acusaciones por extorsión a empresarios proveedores de la CONADE, y el caso del súper delegado de Morena en Jalisco, Carlos Lomelí, que, en un claro conflicto de interés, recibió contratos del Gobierno Federal por 850 millones de pesos por insumos farmacéuticos, entre otros.