Rumores generan confusión y vulneran medidas sanitarias, dice Carlos Herrera

Llama a pobladores de comunidades a levantar bloqueos que están motivados en la desinformación

La propagación de rumores en el marco de la actual emergencia por el COVID-19, genera confusión y vulnera las medidas implementadas para reducir la velocidad de los contagios entre la población, advirtió el secretario de Gobierno, Carlos Herrera Tello.

En el marco del Comité de Crisis ante el coronavirus en Michoacán, el funcionario hizo un llamado a toda la sociedad para combatir durante la contingencia la difusión de información falsa o no verificada por las autoridades sanitarias.

En reunión de trabajo, advirtió que este tipo de rumores son los que han provocado desinformación en comunidades de la región Oriente, donde los pobladores han realizado bloqueos en caminos y carreteras en los últimos días.

“Los manifestantes, quienes lamentablemente han hecho caso a rumores, exigen la salida de la Guardia Nacional bajo la creencia de que sus elementos son una fuente transmisora de la epidemia, lo cual por supuesto es falso y, además, absurdo”, afirmó Herrera Tello.

Ante el Gobernador Silvano Aureoles Conejo, el funcionario informó que ya se mantiene un diálogo con los habitantes de esas comunidades para desactivar los bloqueos y convocarlos a respetar las medidas sanitarias.

“Las fuentes de contagio no son las instituciones, pero sí lo es la desinformación y la propagación de rumores que confunden a la población y la hacen tomar decisiones que ponen en grave riesgo su salud y la de todos”, advirtió Herrera Tello.

En la reunión, el Gobernador instruyó el seguimiento puntual de este caso para evitar que estas concentraciones de personas se conviertan en un foco de infección del COVID-19.

Durante el encuentro también se revisó el desarrollo que ha tenido la epidemia en el país y en la entidad, donde al corte del domingo sumaban 598 casos positivos y 70 defunciones.

Además, se acordó intensificar las acciones coordinadas para la distribución de despensas a familias en condiciones de vulnerabilidad y de créditos a empresas familiares, como parte del Plan Emergente ante el COVID-19.