“Super” delegados, sin dinero, pero con poder político.

En la imagen Roberto Pantoja Arzola, propuesto como Delegado en Michoacán.

Serán contrapesos reales de gobernadores.

Isidro Galicia

Morelia, Mich.- Tras una serie de expresiones de rechazo por parte de los gobernadores  de los diferentes partidos políticos, ante la figura de los delegados de los programas para el desarrollo a implementarse en el sexenio de Andrés Manuel López Obrador , los nuevos “tlatoanis” regionales no asignarán ni administraran recursos financieros, pero tendrán la posibilidad de acumular poder político.

Luego de aprobarse el dictamen de decreto que reforma la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal en el senado de la República, los delegados asumirán las responsabilidad de proveer de los planes y programas del gobierno de la República a la población, así como de coordinación con los gobiernos de los estados y ayuntamientos del país.

De acuerdo a esta nueva norma jurídica, los delegados regionales o de las entidades, no estarán facultados para asignar presupuestos o decidir sobre el gasto público de los programas de desarrollo que implemente el gobierno federal.

Ante esta nueva realidad gubernativa en el país, aun y sin la posibilidad de ampliar el radio de influencia a partir de gastar directamente  el dinero público, los delegados actuarán como auténticos contrapesos de los mandatarios del país, al asumir funciones “casi” plenipotenciarias y respaldadas por el presidente electo, López Obrador.

De acuerdo  a la información, actualmente hay dos mil 300 entidades públicas del gobierno de la República, con figuras burocráticas de delegaciones, sub delegaciones y oficinas de representación de las instancias del gobierno federal, con más de 5 mil 300 atribuciones de decisión que están previstas en la legislación federal.

Par el caso de Michoacán, el aún dirigente de Morena, Roberto Pantoja Arzola, será el Delegado de los Programas para el Desarrollo del próximo gobierno federal, y donde hasta el momento, el mandatario michoacano, Silvano Aureoles Conejo ha manifestado su inconformidad por la figura que a partir del primero de diciembre, ocupara un espacio visible  en la vida pública de la entidad.

Deja una respuesta