Vuelve controversia AMLO-empresarios por ‘país en bancarrota’

Como si no le hiciera falta “frentes de batalla” abiertos, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador consideró que va a recibir a partir del 1 de diciembre un “país en bancarrota”. Si bien se puede tomar a pie juntillas o en su sentido económico más amplio, la visión es por demás catastrofista; de ahí debe entenderse la cascada de opiniones que se dieron a partir de esa declaración. Otros advierten que es “la vacuna” ante los retos que tienen enfrente.

También de inmediato se hizo el contraste de unas declaraciones hechas por el mandatario electo apenas el 5 de septiembre pasado. En ese momento afirmó que tras seis años de gobierno de Enrique Peña Nieto, en el país hay estabilidad y no hay crisis financiera. “Hay problemas, es público, es notorio, pero también se ha logrado que la transición se esté dando en armonía, con estabilidad, no hay crisis política. No tenemos una crisis financiera, no nos está pasando lo que está sucediendo en Argentina. Eso también hay que considerarlo.” consideraba en ese momento el tabasqueño.

Pero ahora con sus señalamientos, se ganó que líderes empresariales dieran un diagnóstico de la realidad nacional. Para el presidente de Consejo de Kimberly Clark y expresidente del Consejo Mexicano de Negocios, Claudio X. González Laporte, consideró que lo dicho por AMLO servirá para “matizar” el hecho de que no cumplirá con todas las promesas “porque hay insuficientes recursos”.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, expuso que para los inversionistas la confianza es prioritaria para desarrollar proyectos y generar empleos.

Para el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes, la autoridad debe impulsar las inversiones para generar crecimiento. En clara alusión al comentario de López Obrador dijo que el país crece aunque sea al 2%.

Precisamente para ponderar estos puntos de vista, revisemos las cifras económicas en frío. Las expectativas de crecimiento del Producto Interno Bruto para 2018 fueron ubicadas entre 2.0 y 2.6%, de acuerdo con el último informe trimestral del Banco de México (Banxico) en tanto que para 2019 el pronóstico de crecimiento es de entre 1.8 y 2.8%.

Recordemos que durante los primeros meses de su administración, Enrique Peña Nieto aseguró que la economía mexicana crecería a un ritmo de entre 5 y 6%; pero los últimos meses se perfilan para romper con la tendencia de sus antecesores, en la que el último año el crecimiento económico se calculaba por encima del 4%.

A su vez, en su más reciente medición, la inflación se registró en niveles de 4.90%, alejado del objetivo meta de 3.0% previsto por el Banxico.

La prensa especializada establece que México no está ni remotamente cerca de incumplir sus compromisos de pagos de deuda o requerimientos; además de que las calificadoras mantienen al país en la categoría de “estable”. Es así que todavía en estos meses, y en los primeros del próximo gobierno deberá cuidarse la narrativa y los términos, no solo para quienes escuchan en el exterior, sino para las propias expectativas internas: un problema de comunicación que el equipo de López Obrador debe aclarar.

Deja una respuesta

×