LA PALABRA DE HOY

POR: ANTÍSTENES

Tercer deuda adquirida por México en lo que va del año y como siempre: no hay explicación Junio 8, 2020.- Para un pueblo del llamado Tercer Mundo, como México, no resulta novedoso el endeudamiento público. Ni siquiera cuando se adquiere luego de repetidas promesas de no hacerlo. Lo que sí resulta novedoso, es que luego de tres adquisiciones de deuda, se insista en que “todo” antes de endeudar al país o que se pretexte que se trata de una”operación” de rutina. Apenas arrancaba este 2020, cuando en un comunicado, la SHCP a cargo de Arturo Herrera, indicaba que primero se colocó un monto de 1,500 millones de dólares provienen de la emisión de un nuevo bono de referencia a 10 años con vencimiento en abril de 2030. Posteriormente, indicó el funcionario, se colocaron 800 millones de dólares procedentes de la reapertura del bono con vencimiento en enero de 2050 y que fue emitido originalmente en julio de 2019. Es decir, hasta enero se tenían ya las emisiones de 2 mil 300 millones de dólares. En abril de este año, el Gobierno de México emitió las segunda deuda por 6.000 millones de dólares a través de bonos en los mercados internacionales. El Secretario de hacienda informó en sus redes sociales que esta acción tuvo como propósito: “… consolidar el conjunto de fuentes de financiamiento del Gobierno, así como garantizar los recursos para enfrentar la crisis derivada de la Covid-19, operar los programas y atender cualquier adversidad futura”. Sumaban hasta abril pasado, 8 MIL 300 MILLONES DE DOLARES, la emisión de deuda del Gobierno que aseguraba una y otra vez, que primero bajarían los gastos, antes de endeudar más a México. Ahora ya no fue emisión de bonos. El Banco Mundial (BM), prestó a los mexicanos MIL MILLONES DE DOLARES. Trámite que se inició en el 2019, cuando se repetía hasta el cansancio que el país no estaba para seguir endeudándose. Y hoy ni siquiera se reconoce que México está 9 MIL 300 MILLONES DE PESOS MÁS ENDEUDADO QUE AL CIERRE DE LA ADMINISTRACIÓN ANTERIOR. Y no nos confundamos con lo qué es la emisión de bonos por parte de un país: “La emisión de deuda es una forma de financiación que consiste en la emisión de títulos financieros que prometen un pago futuro a cambio de un precio, es decir, consiste en pedir dinero prestado mediante la emisión de títulos financieros en forma de deuda”. No solamente se siguió “empeñando” el país, sino que encima, por lo menos la emisión de bonos de abril y el préstamo de junio, se adquieren en momentos en que los capitales salen del país; cuando se pierde la confianza de inversionistas; cuando no se tuvo un plan económico que garantizara el movimiento económico de la nación, lo que representa baja considerable en los ingresos vía impuestos para el gobierno; cuando simplemente, la economía mexicana no tiene rumbo, ni sentido. Es entendible que el PRESIDENTE LÓPEZ OBRADOR sostenga que la deuda no se incrementa. Al final, considera que quienes pueden recibir su mensaje son aquellos que carecen del mínimo conocimiento para refutar sus dichos. Sin embargo, aún está con vida una generación que sí estudió -no importa si lo hizo oficialmente o por placer cultural- pero que sabe en qué consiste la deuda pública y que no será pagada por el gobierno en turno, sino por la sociedad completa. No es de sorprender que se siga evitando dar explicación de lo que pasa en la administración del país, lo que no dejará de sorprender, es que aún existan mexicanos que se lo crean…