LA PALABRA DE HOY

POR: ANTÍSTENES
Mayo 1, 2018.- ¿En qué cabeza «no flotante» cabe desmarcar a tres contendientes por una Presidencia nacional? . Sin duda en la de RICARDO ANAYA, quien de plano se creyó lo que las «encuestas» marcan. Primero hay que recordar que las desatinadas encuestas han pasado de imperfectas a erróneas durante los últimos años en países en donde has sido permanentes por décadas. En el caso de México ni siquiera llegaron a la imperfección, nacieron y se han mantenido como erróneas. Desde luego, hace años, se abrieron empresas que lo que hicieron fue exponer las tendencias que marcaba no la inclinación popular, sino el propio sistema político. Hoy no se tiene claro si también el sistema está conduciendo los resultados de encuestadores, lo que sí es un hecho, es que no necesariamente refleja la voluntad popular, pero sí la de los contendientes que saborean ya las mieles de una Presidencia, que no necesariamente, les está reservada. Tan en serio se toma la información que a cada uno le conviene, que sin tientos, ni miras, el señor RICARDO ANAYA, candidato de la coalición «izquierda-derecha», «México al Frente», por decisión y voluntad personal «desapareció» o pensó que desapareció a tres contendientes que como él, buscan gobernar a los mexicanos los siguientes seis años. ANAYA o se siente HARRY HAUDINI en sus inicios (comenzó su carrera como mago chistoso haciendo juegos de cartas y otros efectos), o definitivamente aprecia en alta devaluación la capacidad de los mexicanos. De acuerdo a quienes analizan el proceso electoral de México desde otras latitudes, este no termina, hasta que termina. Porque se considera que gran cantidad de mexicanos que se inclinan por JOSE ANTONIO MEADE, no se manifiestan, ni hacen ruido como el resto de los electores que tienen ya definido el candidato de su preferencia. Dicen los que saben en el exterior, que con todo y lo que se riega en tierras aztecas, podría darse una gran sorpresa el próximo 2 de julio, repitiendo la experiencia electoral de Francia y Los Estados Unidos «recientemente». Así que habrá que recordarle al mitad amarillo y mitad azul, que ni puede, ni debe seguir hablando por el resto social, cuando expresa que: «Esta contienda es entre dos». Frase que no termina con la falta de respeto a quien podría ser su próximo Presidente (independientemente de quien sea), sino que raya en una postura intolerante que pisotea o intenta pisotear al menos, la sana inteligencia que guardan muchos, muchos mexicanos. HABRÁ QUE ESPERAR A QUE LA HISTORIA TERMINE. POR LO PRONTO, TODOS SON CONTENDIENTES…

Deja una respuesta

×