Roban millonada con plan de ‘ninis’

CIUDAD DE MÉXICO  .-Hace 11 días, el Presidente Andrés Manuel López Obrador viajó los 120 kilómetros por carretera de Monterrey a Linares para una visita exprés con un solo propósito: presumir la efectividad del programa Jóvenes Construyendo el Futuro en uno de los municipios que alberga a más beneficiados.

Y es que este programa que otorga becas en efectivo para “ninis” (ni estudian ni trabajan) entre 18 y 29 años de edad, a quienes les da recursos durante un año para que aprendan un oficio, es uno de los más emblemáticos y costosos de su Administración.

Sin embargo, en Nuevo León, Jóvenes Construyendo el Futuro ha beneficiado no sólo a “ninis”, sino que es una herramienta corruptible, sin controles, con la que particulares armaron redes para desviar recursos públicos.

Una investigación de REFORMA durante cinco meses descubrió dos redes -una precisamente en el municipio de Linares y otra en el área metropolitana de Monterrey- encabezadas por un ex funcionario municipal y un aspirante de Morena a diputado federal por el Distrito 4 en San Nicolás, respectivamente, para inscribir por su cuenta a jóvenes en el programa y apoderarse de gran parte del dinero de sus becas.

En este tiempo se realizaron 140 entrevistas a beneficiarios que aparecen en el padrón de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STyPS), que encabeza Luisa María Alcalde, responsable de ejecutar el Programa.

El monto de la beca arrancó en 3 mil 600 pesos y para este año asciende a 4 mil 310 pesos.
Entre 2019 y 2020, se reporta que los apoyos beneficiaron a 1.5 millones de jóvenes, con un presupuesto que rondó los 50 mil millones de pesos, según datos oficiales de la STyPS.

Los testimonios y documentos obtenidos por REFORMA revelaron que en Linares, Reyes Lucio Zurita, ex empleado de la Coordinación de Desarrollo Económico municipal en la actual gestión del panista Fernando Adame, tejió una red en contubernio con dueños de negocios locales para dar de alta a unos 100 jóvenes dentro del programa y así desviar los recursos federales.
Lucio ofrece supuestos empleos a jóvenes para obtener sus datos personales y, sin su consentimiento, usa la información para inscribirlos en la plataforma de Jóvenes Construyendo el Futuro.

De acuerdo con jóvenes entrevistados, el ex funcionario incluso les retiene las tarjetas bancarias en las que el Gobierno de la 4T les deposita el dinero de las becas cada mes.
Una estudiante de música, de 18 años -que accedió a dar su testimonio en video bajo la condición de anonimato por temor a represalias-, relató que Lucio le ofreció trabajo tocando en un mercado y fiestas privadas por un pago de mil pesos mensuales.

Ella retuvo su tarjeta, pero Lucio la obligaba mediante llamadas y visitas a su domicilio a transferirle 2 mil 700 pesos mensuales a una cuenta.
“Tiene muchas bolsas llenas de tarjetas y me tocó ver donde mandaba a una persona a sacar el dinero de todas las tarjetas y les daba mucho menos que lo mío”, dijo la estudiante.
“Todas esas personas no trabajaban y yo sí trabajaba”.

En una segunda red, detectada en el área metropolitana de Monterrey y que opera bajo un esquema diferente, el aspirante morenista a diputado federal Yahir Omar Guerrero Ríos engaña a estudiantes, a quienes promete un apoyo económico de mil 600 pesos al mes por acudir a talleres de superación personal impartidos en Ser 360, uno de sus negocios.
Guerrero y sus colaboradores armaron una red de engaños a universitarios entre 2019 y 2020, pese a que el programa es para “ninis” y no está diseñado para estudiantes.
Dyvanhi Patricia González García, de 21 años y alumna de la Facultad de Medicina, se enteró en 2019 de los cursos que ofrecía el morenista en redes sociales.
Le pidieron sus datos para registrarla, pero finalmente ella no aceptó.

“Me dijo (un colaborador de Ser 360) que lo iba a hacer todo por mí, porque él hacía los trámites”, contó. “Yo no sabía que había una plataforma (del programa) ni nada”.
Según datos del padrón único de beneficiarios del programa, a la cuenta de Dyvanhi se realizaron depósitos por 7 mil 200 pesos, monto que ella nunca cobró.
REFORMA buscó a Lucio en su negocio para pedirle su versión, pero se rehusó a hablar.
Guerrero, a su vez, prometió el pasado 11 de enero que daría una respuesta por escrito, pero tampoco lo hizo.

En Nuevo León existen 2 mil 240 empresas que funcionan como centros de trabajo en Jóvenes Construyendo el Futuro y se reportan 5 mil 649 beneficiarios, de acuerdo con datos oficiales actualizados hasta octubre del 2020.
La STyPS dice tener sólo 14 inspectores para revisar el correcto funcionamiento del programa.

Respuesta de la Secretaría

“Ciudad de México, 03 de febrero de 2021.

N O T A A C L A R A T O R I A

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social hace la siguiente nota aclaratoria a la publicación periódicos Reforma, El Norte y Mural, bajo el título “Roban millonada con plan de ninis”:

•La Secretaría del Trabajo y Previsión Social niega categóricamente que el Programa Jóvenes Construyendo el Futuro sea una herramienta corruptible que permita desviar recursos públicos. Los pagos de las becas a los aprendices en ningún caso se hacen en efectivo, se realizan directamente a las cuentas de los beneficiarios a través de una institución bancaria.

Por otro lado, todos los centros de trabajo son verificados por personal de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social tanto documental, como físicamente para asegurarse que estos espacios cuentan con las condiciones para recibir aprendices. Adicionalmente todos los centros de trabajo son visitados de manera aleatoria una vez que inicia la capacitación para cerciorarse que se está llevando a cabo la misma.

• Respecto a las irregularidades detectadas en centros de trabajo del municipio de Linares, esta Secretaría tuvo conocimiento desde agosto de 2020, actuando de manera inmediata como lo establecen las Reglas de Operación del Programa, dando de baja a los centros involucrados.

• Sobre los Centros de Trabajo “Voluntad Regia” y “B-Ur Best Monterrey” del municipio de San Nicolás de los Garza, se informa que fueron suspendidos en marzo de 2020 y ya no participan en el Programa a partir de esa fecha.

• En referencia a la participación de un funcionario municipal engañando a jóvenes y a empresas para inscribirlos en el Programa, quitándoles parte de su beca, se trabaja con la Fiscalía General de la República para ayudar en el ámbito de su competencia a realizar las investigaciones correspondientes, y en su caso, se sancione a quienes resulten responsables. Cabe reiterar que esta persona no forma parte del Programa, ni es funcionario de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

• Estas acciones, se realizan en el ámbito de competencia de la Secretaría del Trabajo y en cumplimiento a lo establecido en las Reglas de Operación del Programa que son llevadas a cabo de forma permanente. Cotejar estos hechos con la Dependencia federal hubiera aclarado estos casos y aportaría a sus lectores mayores elementos sobre esta investigación que publican hoy.

• Estos casos detectados desde marzo y agosto del año pasado, en 2 municipios del estado de Nuevo León, no empañan los alcances y logros que ha tenido el Programa Jóvenes Construyendo el Futuro. La enorme mayoría de tutores y empresas que participan, se comprometen en la formación de cientos de miles de jóvenes que trabajan y aprenden en pequeños negocios y en grandes empresas.

• No es la primera vez que el periódico Reforma publica información tendenciosa e incompleta con el afán de desprestigiar un esfuerzo colectivo entre el sector público y el sector privado, tampoco es la primera vez que se llaman “ninis” a jóvenes que buscan oportunidades que antes fueron negadas. Las familias de cada uno de estos jóvenes y ellos mismos, seguramente agradecerán otra definición por parte de su diario.”

×