La Arquidiócesis de Morelia desea una feliz Navidad

El arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, envió una carta a los fieles católicos y a la ciudadanía en general para expresar los deseos de la Iglesia michoacana en estas fiestas navideñas.

El texto compartido por la Arquidiócesis de Morelia se comparte textualmente a continuación:

Les saludo a todos con mucho cariño, deseando que la Paz del Niño Jesús reine en sus corazones y en sus hogares. ¡Gloria a Dios en los cielos y en la tierra paz a los hombres de Buena Voluntad!

«La verdad ha brotado de la tierra» (Sal 85,12)

Les felicito a todos con ocasión de la Navidad, los invito a que juntos contemplemos a Jesús, nacido en Belén, nacido de la Virgen María. En Jesús se encuentran realmente la misericordia y la verdad, en él la justicia y la paz se han besado; la verdad ha brotado de la tierra y la justicia mira desde el cielo. Con esta festividad anual de la Navidad celebramos, el día en que se cumplió la profecía: “La verdad ha brotado de la tierra, y la justicia ha mirado desde el cielo”. La Verdad que mora en el seno del Padre ha brotado de la tierra para estar también en el seno de una madre. La Verdad que contiene al mundo, ha brotado de la tierra para ser llevada por manos de una mujer… La Verdad a la que no le basta el cielo, ha brotado de la tierra para ser colocada en un pesebre.

Dios ha hecho todo, ha hecho lo imposible, se ha hecho carne. Su omnipotencia de amor ha realizado lo que va más allá de la comprensión humana, el Infinito se ha hecho niño, ha entrado en la humanidad.

Dios ha nacido. «La tierra ha dado su fruto» (Sal 67,7). Sí, hay una tierra buena, una tierra sana, libre de todo egoísmo y de toda cerrazón. Hay en el mundo una tierra que Dios ha preparado para venir a habitar entre nosotros. Una morada para su presencia en el mundo. Esta tierra existe, y también hoy, en 2018, de esta tierra ha brotado la verdad. Por eso hay esperanza en el mundo, una esperanza en la que confiar, incluso en los momentos y en las situaciones más difíciles. La verdad ha brotado trayendo amor, justicia y paz.

Sí, que la verdad brote para nuestro México, herido por la violencia, la inseguridad, la pobreza, la migración….

Sí, que la paz brote en nuestra Arquidiócesis de Morelia, en nuestros estados de Michoacán y Guanajuato, para que todos nosotros los ciudadanos construyamos juntos sociedades basadas en la justicia, el respeto de la libertad y la dignidad de cada persona.

Sí, que la paz brote en el corazón de todos los que conformamos esta amada Iglesia de Morelia, en mis obispos auxiliares, en los presbíteros, en los religiosos y religiosas, y en todos los fieles laicos….que la Verdad que ha brotado de la Sagrada Familia, nos aliente a tener una pastoral diocesana viva, dinámica, en búsqueda, encarnada y fiel al Espíritu Santo que todo lo transforma y renueva.

Sí, que la paz brote en el corazón de cada creyente, que el Niño Jesús mire con benevolencia a nuestras comunidades, que el Rey de la Paz dirija su mirada a todos nuestros gobernantes y servidores públicos, para que contribuyan y promuevan la construcción de una sociedad nueva, solidaria, fraterna y justa.

Queridos hermanos y hermanas, amor y verdad, justicia y paz se han encontrado, se han encarnado en el hombre nacido de María en Belén. Ese hombre es el Hijo de Dios, es Dios que ha entrado en la historia. Su nacimiento es un brote de vida nueva para toda la humanidad. Que todos los que celebramos esta Navidad seamos tierra buena, mujeres y hombres de buena voluntad, para que siga brotando el amor, la verdad, la justicia y la paz.

Deja una respuesta