Las mentiras de Morón

Estaremos de acuerdo que para iniciar una buena, saludable y duradera relación, hay que poner por delante la sinceridad, la claridad, la verdad.
Algo está sucediendo en la recién «estrenada» administración municipal de Morelia, que está optando por distorsionar realidades en tiempos en los que se dificulta cada vez más, lograr engañar a un pueblo que por «azares de la vida», termina teniendo a mano la «película» original.
En las escasas tres semanas de RAUL MORON OROZCO a la cabeza del AYUNTAMIENTO DE MORON , varias verdades a medias han sido, medianamente compartidas, y muy poco socializadas: ¿LA SOLUCIÓN A DEMANDAS DEL STOOAPAS?; ¿TRABAJADORES MUNICIPALES CON «PLAZAS FUERA DE LA LEY»?… ¿VECINOS DE OCOLUSEN AFECTADOS POR EL TUNEL?. Temas todos con signos de interrogación, porque habrá que exponer las falsedades de cada uno con elementos en la mano y así se hará. Claro, no todos en una misma entrega.
Aquí me limito a la amenaza que presuntamente lanzó MORÓN OROZCO de «no recibir» el túnel ramal Camelinas. Es que de acuerdo información de la que tengo conocimiento, el nuevo mandatario de Morelia ha considerado la posibilidad de «no recibir» una de las obras más grandes que recibiría el municipio durante la presente administración Federal. El pretexto, motivo, o como le quiera usted llamar, ES LA FALTA DE RECURSOS PARA EL MANTENIMIENTO DEL TÚNEL qué servirá como desahogo vehicular a los morelianos. Si esto se comprueba, y verdaderamente la nueva administración local considera la posibilidad de «no aceptar» esta obra, se traduciría en algo muy sencillo y siempre criticable: no se abriría y quedaría como uno de esos llamados elefantes blancos, con los que Michoacán ya tiene experiencia.
Desde luego, esto significaría también un golpe a muy temprana hora, para el nuevo edil moreliano y compañía. Quienes por cierto, y hablando de sus mentirillas novateras, se empeñan en quejarse que no hay recursos, que les dejaron nómina inflada, que no les alcanzará para tapar los baches… Señores, TODO ESTÁ PRESUPUESTADO Y EL RECURSO QUE ENCONTRARON, ES CON EL QUE TRABAJABA LA ADMINISTRACIÓN ANTERIOR. ÉSTA ENCONTRÓ POR CIERTO, LAS ARCAS MORELIANAS, COMO LA DEJÓ LA QUE LA ADMINISTRACIÓN QUE
LA ANTECEDIÓ, Y ASÍ SEGUIRÁ SIENDO EN CADA CAMBIO DE EMPLEADOS DEL PUEBLO. Así que hay que tener en mente que lo menos que ocupan los morelianos son pretextos para no responder a las demandas ciudadanas.
Al parecer, los asesores, funcionarios o quienes sean los que le «ayudan» a tomar dirección al nuevo encargado de obedecer a los morelianos, han comenzado con el pie izquierdo y franco favor le hacen a RAUL MORON, QUIEN DE SEGUIR POR ESTA PENDIENTE, SÓLO PODRÍA ESPERAR UNA DOLOROSA CAÍDA POLÍTICA…AL TIEMPO…

Deja un comentario