Alfredo Ramírez propone inscribir nombre de Luis González en muro de honor del Congreso de Michoacán

El historiador fundó el Colegio de Michoacán, y fue creador de la microhistoria, vertiente de la historiografía con la que incorpora la voz de los pueblos al relato histórico

El historiador Luis González y González creó un nuevo relato histórico que reivindica a las comunidades y sus habitantes, y con la fundación del Colegio de Michoacán colocó a su estado natal como un referente de los estudios históricos. En reconocimiento a sus aportes, el diputado Alfredo Ramírez Bedolla propuso al Congreso del Estado que el nombre del investigador sea inscrito con letras doradas en el muro de honor de Palacio Legislativo.

Mediante un acuerdo presentado hoy al pleno de la LXXIV Legislatura, el diputado afín a la cuarta transformación argumentó que el nombre de Luis González y González merece figurar en el Salón de Pleno junto al de otros próceres como Miguel Hidalgo, José María Morelos y Melchor Ocampo, entre otros, además de artistas como Alfredo Zalce, ya que “forma parte de la pléyade de michoacanos cuyo pensamiento y acción han dado lustre a la vida nacional”.

José Antonio Serrano Ortega, presidente del Colegio de Michoacán, acompañó al legislador durante la presentación de su iniciativa que fue turnada a la Comisión de Cultura y Artes para análisis y dictamen.

Originario de San José de Gracia y miembro del Colegio Nacional, Luis González se formó como historiador bajo la tutela intelectual de Alfonso Reyes, Daniel Cosío Villegas, Edmundo O’Gorman y Silvio Zavala; no obstante, acuñó una forma muy singular de historiar, en sentido opuesto a la historia monumental de los grandes hechos y “hombres ilustres”, refirió el diputado en su exposición de motivos.

En 1968, con la publicación de su libro Pueblo en vilo, Luis González y González crea la microhistoria, nueva vertiente de la historiografía enfocada en el hombre y la mujer común, que además recupera el relato de los pueblos y comunidades; A la “historia patria”, el michoacano contrapone su idea de “historia matria”.

Alfredo Ramírez puntualizó que además de fundar el Colegio de Michoacán, que hoy es un importante centro para la investigación histórica, González y González hizo grandes esfuerzos por historiar en torno a los pueblos de Michoacán y formar la memoria histórica de nuestro estado, prueba de ello son sus libros Zamora y Sahuayo, resultado de su participación en el ambicioso proyecto colectivo que pretendía elaborar la monografía de cada uno de los pueblos michoacanos.

“Luis González y González fue un michoacano universal, que además de contribuir al conocimiento de la historia nacional, colocó en un lugar destacado de los estudios históricos al pasado de las ciudades y pueblos de Michoacán. Lo hizo con los doctos conocimientos que adquirió, pero sin duda alguna, con el cariño y amor que siempre profeso por su tierra natal”, expuso Ramírez Bedolla al proponer a sus compañeros diputados la inscripción del nombre del historiador en el recinto legislativo, como sentido reconocimiento permanente del Congreso del Estado al doctorado Honoris Causa de la Universidad Michoacana y merecedor de la Gran Cruz de Alfonso X “El Sabio”.

Deja una respuesta

×