Romo le encarga a Tatiana correr a todos los funcionarios cercanos a Márquez Colín en Economía

Ya comunicó los despidos de tres funcionarios que venían trabajando desde 2018. Su preocupación por el T-MEC. Cita con Marath. 

La Secretaría de Economía vive una transición desordenada y confusa. Tatiana Clouthier intenta conocer cuáles son las funciones de una dependencia con tareas de las que jamás tuvo experiencia. Comercio exterior, tratados internacionales, cadenas de suministros, incluso problemáticas en material laboral. Cuestiones técnicas que busca comprender.

Y mientras delega todas las tareas importantes en Luz María de la Mora y Ernesto Acevedo, por ahora los verdaderos conductores de Economía, Tatiana se dedica por estos días a conseguir las plazas que necesita para sus colaboradores más estrechos.

La primera decisión en ese sentido fue correr a Ricardo Miranda, titular de la Unidad de Administración y Finanzas, que ya venía golpeado por la falta de pagos de los servicios del edificio que ocupan en la Condesa. Deudas que ya mantenían ocupada a Graciela Márquez Colín en tareas de maestranza.

Otro de los despedidos será Juan Miguel de la Garza, director general de Tecnologías de la Información. Clouthier aprovechará el hackeo del año pasado para lograr otro espacio para unos de sus colaboradores. Ocurriría lo mismo con Daniel Casado, coordinador de asesores.

Se trata de una decisión muy común en la política y más cuando el secretario saliente forma parte de una tribu adversaria. Hay que recordar que Márquez Colín llegó a la 4T de la mano de Carlos Urzúa, que negoció casi todas las posiciones de política económica para sus viejos alumnos, como Gerardo Esquivel y Arturo Herrera, de los pocos que siguen en pie.

Pero la confusión entre los cuadros técnicos y de carrera en la Secretaría de Economía gira en torno a la verdadera terminal de poder político en esa dependencia. Es clave la injerencia cada vez más evidente de Regina Sada, una ex ejecutiva de la casa de bolsa Vector, propiedad de Alfonso Romo, que también tuvo un rol central en la Oficina de la Presidencia. Romo, el enemigo histórico de Urzúa.

Regina Sada, por ejemplo, encabezó la semana pasada -en representación de Economía- la reunión que el Gobierno Federal mantuvo con los gobernadores de la Conago. Compartió esa representación con Olga Sánchez Cordero, Jorge Alcocer y Zoé Robledo.

La pregunta que circula en los pasillos de la torre de La Condesa es simple: Si las decisiones técnicas las toman De la Mora y Acevedo, y el manejo político es de Alfonso Romo, ¿cuál será el rol de Clouthier? Por ahora, se refugia en los contratos laborales y otras cuestiones de recursos humanos.

 

Un tema que preocupa a Tatiana, a instancias de Romo, es la aplicación de todas las reglamentaciones que impone el T-MEC en material laboral. Por eso solicitó una reunión con Luisa María Alcalde, quien prefirió enviar a su segundo Marath Bolaños para que le explique a la titular de Economía cuáles son los desafíos en ese frente.

×