La inflación en México empieza a ser un fenómeno local y no solo externo: Sofía Ramírez

La inflación en México empieza a ser un fenómeno local y no solo externo: Sofía Ramírez

La directora general de la organización ‘México, ¿cómo vamos?’ aseguró que la producción en el país no es suficiente, ya que se produce menos de lo que se podría, pero a la vez existen tasas de inversión del 20.6%, lo que es bajo

La inflación en México empieza a ser un fenómeno local y no solo externo, debido al incremento en el costo de los servicios para los consumidores, aseguró Sofía Ramírez, directora general de la organización ‘México, ¿cómo vamos?’.

Durante una entrevista con Aristegui en Vivo, señaló que con los datos dados a conocer esta semana por el Instituto Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), queda clara la importancia de Estados Unidos como socio comercial de México.

Apuntó que más del 82% de las mercancías no petroleras que se venden al exterior van a los Estados Unidos. Sin embargo, para el mercado estadounidense, México representa el 14% de las importaciones.

“Entonces es un socio comercial muy importante. Es un socio comercial que, además, en este momento ha manifestado que va a haber un montón de controversia en materia energética”, dijo.

Recordó que si bien no fue aprobada por la Cámara de Diputados la reforma constitucional en materia eléctrica, existe un conjunto de leyes con procesos judiciales en curso que se dirimirán y sobre los que Estados Unidos “no está nada contento”.

Ramírez manifestó que, de acuerdo con las cifras, México importa prácticamente el doble que lo que exporta en cuanto a mercancías petroleras, lo que indica que todavía está lejos de alcanzar la soberanía energética.

“Lo que creo que es más relevante es que no estamos transitando hacia nuevas tecnologías”, aseguró, al tiempo que dijo que la estrategia de soberanía energética del país tendría que enfocarse en la inversión en las energías renovables. 

A pesar de que las exportaciones no petroleras se incrementaron en mayo, aún fueron mayores las importaciones. Sin embargo, en estas importaciones existen bienes intermedios, que se utilizarán para producir y vender al exterior.

Destacó el dato de la pérdida de más de 500 mil empleos durante el mes de mayo y comentó que más de la mitad de los empleos que se generan son informales (6 de cada 10).

Esta pérdida de empleos se traduce en la reducción de casi seis puntos porcentuales en la tasa de participación laboral. No obstante, respecto a las cifras del año pasado, se puede apreciar aún una recuperación del empleo.

En ciertos indicadores, todavía se registra un rezago importante, como en la brecha por género, cuando las cifras señalan que el 76% de los hombres en edad de trabajar, trabajan o buscan empleo, pero sólo el 44.5% de las mujeres lo hacen.

El subempleo continúa con su disminución, aunque la principal preocupación radica en las personas que dejaron de formar parte de la Población Económicamente Activa (PEA).

En ese sentido, el país deberá estar pendiente de lo que ocurra en Estados Unidos, cuyas expectativas de crecimiento aún son positivas y posiblemente cierre el año con un crecimiento del 2%. Ello repercutirá en la economía mexicana, pues el comercio exterior ha sido uno de los sectores que más han influido en la recuperación económica.

Respecto de la inflación, Sofía Ramírez comentó que sigue siendo alta en el país, con 7.88% en la primera quincena de junio y que el costo de los servicios para el consumidor está por arriba de lo esperado, lo que demuestra que la inflación no viene solamente de fuera.

Ello se debe a que la producción no es suficiente, ya que se produce menos de lo que se podría, pero a la vez existen tasas de inversión del 20.6%, lo que es bajo.

“La inversión pública es absolutamente insuficiente y el 60% de nuestra inversión, está por ejemplo, en sectores como la construcción. Ahí vemos, no sólo una baja productividad, sino que todavía no se ha llegado a reactivar. Pero mucho antes de la pandemia, ya venía contrayéndose”, apuntó.

Entre los pendientes del país está el incremento de la inversión para aumentar la producción: “Entonces creo que habría que ser muy claros aquí, la inflación no es necesariamente un fenómeno local, pero también está empezando a ser un fenómeno local, nacional y la única manera de acabar con este incremento de los precios pues es justamente incrementando nuestra productividad y además invirtiendo, porque eso es lo que incrementa la productividad como país para que haya más producción de bienes y servicios y entonces los precios no se encarezcan de manera reiterada”.

×