La magia de Michoacán está en sus pueblos

Michoacán ofrece experiencias que provocan conocer y descubrir la creación y vida de sus pueblos que dan historia, cultura, gastronomía, arquitectura vernácula y urbana, música, leyendas, antiguas minas, naturaleza y por supuesto, el tesoro invaluable de nuestras raíces indígenas, orgullo de Michoacán, destacó la secretaria de Turismo Estatal, Claudia Chávez López.

Chávez López destacó “Michoacán es cultura viva; creación y vida que puedes ver y apreciar por todos lados: ciudades coloniales; patrimonios de la humanidad; pueblos mágicos; zonas arqueológicas; playas para practicar surf, para nadar; aguas termales con propiedades curativas; el volcán más joven de América; artesanías; deliciosa gastronomía; lagos; cascadas; ríos; bosques; mariposas monarca, pelícanos borregones y tortugas; fiestas, ferias, música y danza”.

Las zonas arqueológicas en Michoacán, muestran el esplendor del Imperio Purépecha y de más asentamientos indígenas, éstas se encuentran distribuidas por todo el territorio estatal.

Las Yácatas de Tzintzuntzan, en el Pueblo Mágico del mismo nombre, que fue la capital del imperio purépecha, significa “Lugar de colibríes”; Ihuatzio en el mismo municipio; el Pueblo Mágico de Pátzcuaro, fue construido sobre plataformas prehispánicas, hoy en día se encuentran a la vista algunos vestigios, una parte explorada está en el Museo de Artes e Industrias Populares; en la región de Uruapan, en Tingambato, hay  una cancha para el Juego de Pelota, Uarukua; Zaragoza, que se encuentra a la orilla del rio Lerma, que separa Guanajuato y Michoacán; Huandacareo, mejor conocido como “La Nopalera”; Tres Cerritos en Cuitzeo; San Felipe de los Alzati en el municipio de Zitácuaro; en el occidente del estado están el Opeño y el Cerro Curutaran.

La titular de la política turística del Estado aseguró que Michoacán cuenta con exuberantes sitios para vivir el ecoturismo, además de bosque de oyamel dignos de albergar una de las migraciones más grandes en el mundo, como lo es la mariposa monarca.

También contamos con hermosos lagos: Pátzcuaro, Zirahuén, Cuitzeo, Camécuaro y una parte del Lago de Chapala, donde también se puede admirar la llegada del Pelicano Borregón.

Cristalinos y abundantes ríos como el Cupatitzio que nace en el Parque Nacional de Uruapan, desembocando en la gran cascada denominada Tzararacua, otros como el Lerma, Cutzamala y Duero. En el Estado contamos con un Geiser, en el municipio de Ixtlán de los Hervores: El Centro Recreativo Geiser de Ixtlán, lo conforman 26 hectáreas, se considera un sitio de intensa actividad geotérmica, además, se le conoce como uno de los geiseres más altos del continente, alcanzando más de 30 metros de altura.

Finalmente, la funcionaria estatal mencionó que Michoacán cuenta con más de 200 kilómetros de hermosas y paradisiacas playas en la costa del pacífico, donde se puede apreciar el arribo de la tortuga negra, golfina y laúd.

Deja una respuesta

×